March 29, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

INDEPENDENCIA E INTERDEPENDENCIA

 

 

Resulta ridículo y penoso contemplar las comparecencias oficiales de dirigentes catalanes junto a la bandera catalana estelada, acompañada de la bandera de la Unión Europea. No hay en el azul firmamento europeo ninguna estrella singular y desmarcada; todas siguen la ley de la gravitación concordante.

 

El marco legal de la Unión Europea impide la posibilidad de procesos independentistas, contrarios a la legalidad constitucional de la Carta de Europa y a las constituciones reconocidas de los países nacionales de Europa. La Unión Europea, formada por pueblos con identidad propia y unitaria, se conforma como un conjunto de naciones que definen la plurinacionalidad de la Comunidad Europea, que acoge a los ciudadanos comunitarios, favorecidos por los derechos de la Unión, que aúna los de los Estados miembros, con democracia constitucionalmente consolidada.

 

Así lo entiende el Presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, Premio Princesa de Asturias a la Concordia: “España es un gran país democrático”… “Ningún país europeo pretende reconocer a Cataluña como un estado independiente”… “Cualquier acción contraria a la Constitución Española lo es contra el marco legal de la Unión Europea”.

 

Planteamiento reafirmado por el Presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Junckers, que se ha mostrado partidario de aplicar la doctrina Prodi: “En caso de secesión, el territorio que se separe de un Estado Miembro quedaría fuera de la Unión, y tendría que iniciar el proceso de adhesión, que suele durar años”.

 

La paradoja del independentismo consiste en que la afirmación de su voluntad de soberanía entra en pugna necesaria con su supervivencia. Lo estamos viendo en las consecuencias nefastas del “proceso de desconexión” catalán. La secesión de España, llevado a cabo con leyes ilegales, desobedeciendo el marco constitucional de un Estado que forma parte de la Comunidad Europea y del status plurinacional de la Carta Magna de Europa, de conseguir su propósito desvincularía a Cataluña del Mercado Común y de su Banco Europeo, que aúnan Comercio, Desarrollo, Finanzas, Inversiones, Seguridad Jurídica, Defensa… y múltiples capítulos que tienen que ver con los “derechos de la ciudadanía europea”.

 

La cataclasis de Cataluña, que contempla la enorme fractura de su roqueño sistema social y empresarial, está quedando evidenciada en la fuga cuantiosa y desesperada de empresas y programas de inversión (financiera, turística, comercial…), obligadas a abandonar el territorio catalán, avisadas de un inmediato desplome si permanece en un área económica desprotegida por la UE, la NATO, y demás Pactos y Alianzas Intergubernamentales de Desarrollo y Defensa.

 

La Cataluña independiente no podrá acoger a la Agencia Europea del Medicamento. Y se verá desasistida ante el Pacto Antiterrorista Europeo o maniatada ante el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, etc…

 

El independentismo catalán, realizado, pone en riesgo, además, las relaciones de trabajo, de cooperación y de buen comercio que tienen lugar entre las autonomías del territorio español, y que vienen beneficiando frecuentemente a Cataluña en transacciones lucrativas.

 

La confrontación con el Estado Español, del que forma parte, y los bandazos independentistas de un Govern radicalizado están matando la Gallina de los Huevos de Oro, que ha supuesto la riqueza y productividad de Cataluña.

 

No es hora de independentismos en una sociedad global, sustentada por factores y engranajes de interdependencia entre comunidades políticas y culturales: la unión, la cooperación, la solidaridad, la integración, la movilidad…, favorecen la estabilidad, la defensa común de intereses, la alianza para el desarrollo armónico, el progreso de los derechos humanos, la concordia y la paz.

 *José Luis Suárez Rodríguez es Dr. Ciencias de la Educación. Politologo. Asesor.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos