March 29, 2020

Please reload

Entradas recientes

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas destacadas

PEDRO EL NIMIO Y EL “CAMBIO DE ÉPOCA”

 

La Historia conoce a dos gobernantes famosos, de nombre Pedro, que llevan el titulo honorifico de “El Grande”: Pedro I de Rusia y Pedro III de Aragón. Parece que la infrahistoria apenas se ocupará de Pedro “el Nimio”.

 

Nimio/a son cosa o persona que tienen poca o ninguna importancia. La nimiedad señala objetos o personajes caracterizados por su pequeñez (salvada la estatura física) visual o moral.

 

Nuestro personaje ya ha sido presentado por un colega de izquierda, de memorable estampa, Paco Frutos, que lo retrató: “Pedro Sánchez y el mundo de las frases vacías y las apariencias”, en “Crónica Popular”, 30 Junio 2018.

 

Lo presenta como es: vacuo, falaz, simplón, “echao pa’lante”… Así, llegó a la política de Estado, insultando a Mariano Rajoy, llamándole “indigno” e “impresentable”; no menos que a Albert Rivera, al que tachó de “carca” y “ultraderecha”. Lo propio del político logrero, que rápidamente busca su señalamiento por atrevido y geta, como carisma elegido para medrar.

 

El lenguaje vacío, del que es tildado por Frutos, lo practica cuando habla de “federalismo asimétrico”, “plurinacionalidad”, “nación de naciones”, o cuando se mete en el “fregao” sexista de los “ministros y ministras”, “compañeros y compañeras”, acercándose a “Podemos”, pero sin llegar todavía a la “bajada” del “Nosotras”.

 

Pero el atrevimiento de Sánchez fue mayúsculo cuando en Junio de 2015 presentó la Campaña Electoral de PSOE en las Generales de aquel año, promocionándose con el leitmotiv de “Mas España”, hurtando el “santo y seña” de nuestra Fundación, y marca también asumida por nosotros como Plataforma Política. Reclamado, el PSOE de Sánchez fue soez, y no se retractó. Es el pillaje político que le acerca al independentismo catalán. Aunque diga Sánchez: “Yo tengo el galón del 155“.

 

De esta forma y talante llegó Pedro el Nimio, tras el Consejo de Ministros y Ministras, a la prometida y esperada Rueda de Prensa del Viernes 3 de Agosto en la Moncloa.

Y con tono grave y enfático, altivo y trascendente, “el Nimio” soltó lo que había aprendido ante el espejo, una larga retahíla de frases huecas y de boutades vanidosas:

 

“Tras siete años de letargo y parálisis, no tenemos ni un minuto que perder”… “Nos queda mucho por hacer” … “Estamos ante un cambio de época” … “Tenemos que hacer muchas cosas en favor de los más débiles” … “Los ciudadanos nos reconocen en su Gobierno” … “Ahora mismo el Gobierno de España se está proyectando en su agenda de cambio” … “Aguantar no; avanzar, si” … “Agradezco el apoyo” … …

 

Todo ello, con el semblante serio, la gestualidad compulsiva, con “tics” y “tacs” de expresión corporal y muecas de semisonrisa, apoyándose en imágenes de propaganda partidaria y visualizaciones de dulía autocomplaciente, exhibiendo su álbum de fotogramas de la crónica presidencialista.

 

Subido al carro de la progresía y del buenismo, y exigiendo lealtad a la oposición. Pero sin oírsele una sola palabra de autocrítica de la gestión realizada, ni de los avatares de la cuerda floja pendiente de los exiguos 84 votos necesarios para gobernar, habiendo sometido a estricto control la gestión de RTVE, y después de hurgar en la UCO, y de renunciar a la posible acción judicial contra los golpistas de Cataluña, y teniendo en entredicho la aprobación de los Presupuestos.

 

Dicho todo lo cual, sin contestar a las regañinas de la Prensa, el personaje tomó una vez más el Phantom, y fuese a vacar a “su casa”, Doñana.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Síguenos